ENFERMEDAD CEREBRO VASCULAR

Las arterias carótidas son las encargadas de suministrar sangre al cerebro. Las carótidas, al igual que las demás arterias del organismo se estrechan debido a la enfermedad cardiovascular, por la arterioesclerosis.

La enfermedad de la arteria carótida es grave porque disminuye el flujo de sangre al cerebro y puede causar un accidente cerebrovascular: transitorio, conocido como AIT (accidente isquémico trasnsitorio) con recuperación en horas; o produciendo un infarto cerebral (ICTUS) con lesiones no reversibles completamente.

 

Es importante la valoración de dicha patología en todos los pacientes que presentan enfermedad cardiovascular establecida en otros territorios o en los que presentan factores de riesgo vascular, debido a que la enfermedad es difusa por todas las arterias del cuerpo y suele manifestarse a todos los niveles.

 

¿Cómo se puede diagnosticar?

El diagnóstico se realiza en primer lugar mediante una exploración física específica y se puede sospechar por la detección de un soplo carotídeo. Un eco-doppler dirigido de las arterias carótidas, además de obtener el grado de estenosis mediante el estudio hemodinámico, permite analizar la morfología de las placas de arteriosclerosis y detectar las que más riesgo tienen de producir síntomas.

 

¿Cuál es su tratamiento?

Es fundamental un tratamiento médico estricto, tanto de los factores de riesgo cardiovascular, como un tratamiento específico con medicación antigregante plaquetaria.

El tratamiento quirúrgico, bien sea endovascular mediante el implante de un stent carotídeo o la cirugía clásica mediante una endarterectomía carotídea, se reserva a casos de estenosis carotídea que produce síntomas (accidente cerebrovascular) o a casos de pacientes asintomáticos que presentan estenosis carotídeas de alto grado.

Rosalía de Castro, 41-A, bajo, 36201 - Vigo

Tel: 986 22 59 43        Correo: citas@clinicavidaespecialidades.com

  • Facebook icono social